Puertas corredizas automatizadas

Las puertas correderas o corredizas suelen ser una buena opción para los garajes o para el frente de una casa que tiene por ejemplo, tapiales. En ese caso conviene generalmente pensarla antes de colocar las aberturas y haciendo los dispositivos que correspondan, ya que necesitan un espacio importante para que se pueda correr hacia uno de sus lados.

Las puertas correderas pueden manipularse de manera tradicional, con un poco de fuerza física y a través de un esfuerzo manual. Pero de todas maneras se les puede sumar un motor, que genere la automatización, que hará que la puerta se abra y se cierre con tan sólo apretar un botón.

En caso de que esta sea tu idea y estás por comprar un motor para tu puerta, debes tener en cuenta las ofertas porque no todas vienen con todo el kit completo,ya algunas sólo te brindar el motor, por lo que tú tendrás que encargarte de conseguir lo que falta.

Por ejemplo algunos kit de los más comunes vienen con el motor, que hará movilizarse puertas de hasta 400 kg, comunes de domicilio, o puertas de uso intensivo.
Este tipo de motores pueden utilizarse con energía eléctrica o con batería, sobre todo para casos en los que se corta la luz.

Algunos motores, no todos, vienen con uno o dos mandos a distancia, y el resto quedarán a cargo del comprador.

Tampoco todas las ofertas vienen con las cremalleras, es decir los correderos que utiliza la puerta para poder deslizarse.

Hay que tener en cuenta además que muchas de las ofertas que se pueden ver tanto en internet, como en los negocios, pueden ser precios que no contienen el Iva. Y aquellas que no contengan mandos a distancia, o que no vengan con las cremalleras correspondientes no son las más recomendables, como tampoco lo son aquellas que necesitan técnicos especializados para colocarlas. Es preferible tener un manual y que sean de fácil aplicación, porque de esa manera serán más fáciles de arreglar el día de mañana por cualquier desperfecto.

Otro tipo de características que se pueden tener en cuenta a la hora de comprar una de estas puertas es saber si son silenciosas o no. Si tienen luz de aviso, y si tienen garantía.

No es necesario hacer una tesis para este tipo de compras, pero sí por lo menos estar lo suficientemente informado, para poder comprar algo de calidad, que garantice tu comodidad y seguridad , que sea duradera en el tiempo y que no te haga gastar dinero de gusto.

Vía