Puertas basculantes automatizadas

Entre las puertas de garajes, las basculantes suelen ser las que parecen más sofisticadas y suelen ser de las más buscadas también. Para tener una de ellas, es necesario contar con un motor que haga la fuerza de subirlas y bajarlas cada vez que lo necesitemos.

Este tipo de puertas se pueden utilizar en caso de que no haya espacio para abrirlas hacia adentro y hacia afuera, lo mismo que en los casos en los que no hay lugar para poder correr la puerta hacia los costados.

Este tipo de motorizaciones tienen algunos beneficios como puertas viables, con muy buen tiempo de utilidad y margen de error.

Estas puertas además tienen fácil desbloqueo en caso de corte de energía. Y lo más importante de todo, en caso de que se trate de una casa terminada, es que no se deben hacer modificaciones estructurales para poder contar con una puerta de este estilo. Lo que se instala en este caso son una serie de montajes que no necesitan romper nada en la pared o en la puerta con la que ya se cuenta y que se quiere modernizar.

Este tipo de modernizaciones a la casa y a algunas aberturas tiene como prioridad destacar la comodidad y la seguridad en la entrada a casa. Ya hará falta tener que bajarse del coche para abrir la puerta, o acercarse cruzando todo el patio en caso de visitas.

Lo que, de todas maneras se recomienda en este tipo de puertas, es que se pueda agregar un portero eléctrico con cámaras que te permitan ver antes que nada, a quién le estas permitiendo el ingreso.

Recuerda que tienes que asesorarte antes de comprar el motor cuáles son las características, como suelen ser la resistencia a latas o bajas temperaturas, la sencilla o difícil tarea de colocarlo y hasta la cantidad de mandos a distancia que puedan venir en la compra.

Vía